Dr. Hugo José Suárez | Encuentro con el destino

Hugo José Suárez

 

México: un encuentro con el destino

 

Algún día, por un sinfín de razones, decidimos hacer maletas.  Cuidadosamente guardamos en ellas lo indispensable, ropa, plata, pasaporte.  El espíritu se llena de expectativas, dudas, preguntas; y la memoria se encarga de resguardar los recuerdos.  Y partimos, algún día, decía, un día que jamás olvidaremos.

 

Y llegamos a México, la ciudad de la que tanto habíamos escuchado hablar, en la que hemos puesto tantas esperanzas.  México tiene una larga tradición de acogida a bolivianos, desde los grandes intelectuales y políticos hasta centenas de estudiantes de todas las disciplinas y todos los niveles académicos.  Este puñado de personas que aceptaron compartir sus experiencias en el presente programa, forman parte de esa tradición, pero en un momento distinto.

 

Este programa buscará mostrar una parcela de esta experiencia del viajero, del migrante, del que partió.  Pondremos el micrófono a cinco personas completamente diferentes, cuyas trayectorias sólo tienen dos puntos en común: todos son bolivianos, todos partieron a México.  Por este micrófono pasará la empleada doméstica que salió de Aiquile para instalarse en Polanco, el exiliado que estuvo separado tres décadas de su país, la esposa que vino acompañando a su pareja, el estudiante, el profesional.  Trataremos de recorrer por el laberinto de los recuerdos, introducirnos a los sentimientos, a la manera de vivir la relación con Bolivia desde la distancia.

 

No es fácil ser migrante.  La nostalgia siempre nos invade, pero convive con el proyecto, con la vida diaria, con la sorpresa por lo nuevo.  Trataremos de recorrer por  esas tensiones y pasiones en las que estamos sumergidos, aquellas que nos habitan y con las que convivimos diariamente.

 

Ojalá que las palabras de cada entrevistado sirvan como un espejo para quien las escuche desde Bolivia, que en ellas se encuentre o encuentre a alguno de sus amigos, de sus parientes, de los que se fueron pero de alguna manera todavía están ahí.  Ojalá que sirvan para conocernos y reconocernos un poco más, los que se fueron y los que se quedaron.  Ojalá sirvan para salir de la condena absurda o la admiración banal, del relato del éxito o del lamento por el fracaso, y nos sirvan para sabernos tan humanos, tan contradictorios, tan intensos como siempre.

 

 

Hugo José Suárez, septiembre 2012.

 

México: Un Encuentro con el Destino

Laboratorio de Observación Religiosa

Creyentes Urbanos

 Copyright © 2014 Hugo José Suárez | WebSite by Visual Media Mx